Luego de la suba de las tarifas de la luz anunciada este mes, que rondará entre el 60% y el 158%, el Gobierno se prepara para aumentar las tarifas del gas en el mes de abril.

El ministerio de Energía solicitó a las empresas prestadoras, a través de Enargas, ente que regula el sector, que hiciera un cálculo aproximado del aumento previsto y, según informaron las compañías, la suba rondará entre el 50 y 75 por ciento dependiendo del consumo.

Sin embargo, el porcentaje previsto será evaluado oportunamente en Audiencia Pública, un paso necesario para avanzar con los ajustes programados y evitar la complicaciones del año pasado, cuando los aumentos fueron frenados por la Justicia.

De acuerdo a los cálculos que hizo el matutino porteño La Nación, los incrementos previstos tendrán una escala de menor a mayor, es decir, que quienes menos consumen tendrían un impacto menor en la boleta. Así, un usuario de la Ciudad de Buenos Aires o del Conurbano que abonó, en octubre pasado, una factura de 96 pesos, en abril pasaría a pagar 168 pesos (un incremento del 75 por ciento).