En Lanús, el ruidazo se concentró en la estación del tren (Foto: Mayra Ferrero - La Unión de Laúns)

Las protestas vecinales contra el gobierno nacional por los fuertes aumentos de tarifas continúan congregando manifestantes los viernes a la noche. Las protestas se suceden desde el 28 de diciembre pasado, cuando entonces secretario de Energía Javier Iguacel anunció la proyección de aumentos para 2019 antes de presentar su renuncia.

Mediante convocatorias por las redes sociales, el fenómeno comenzó sobretodo en barrios porteños, con epicentro en la intersección de Acoyte y Rivadavia, en el barrio de Caballito. Sin embargo, la sucesión de protestas se fue expandiendo por distintos puntos del país.

En el caso de la electricidad habrá un 26% en febrero, un 14% en marzo, un 4% en mayo y de otro 4% en agosto. Para el gas, el escenario es más incierto, ya que la proyección sólo habla de una suba del 35% promedio para 2019 que se definiría tras una audiencia pública en abril. No obstante, las fluctuaciones en variables macroeconómicas como el dólar, o los precios internacionales, podrían hacer que lo que las familias tengan que pagar por la energía pueda aumentar repentinamente.