La gobernadora de la Provincia de Bueno Aires, María Eugenia Vidal, anunció una serie de medidas sociales y económicas para tratar de contener la pérdida de poder adquisitivo en vísperas de un diciembre caliente.

Los anuncios abarcan un bono de fin de año de $3.500 para jubilados y pensionados provinciales que cobren menos de $10.000 de haberes mínimos, que son cerca de 12 mil personas (un 4% del total de jubilados de la provincia).

Vidal encabezó el acto en Lanús, rodeada por jubilados, y estuvo acompañada por el intendente de esa localidad, Néstor Grindetti, que también pertenece a Cambiemos.

Además, anunció la entrega de 300.000 canasta navideñas para ser distribuidas en los muncipios y organizaciones sociales que tengan trabajo territorial en la provincia.