El Ministro de Trabajo, Jorge Triaca. (Foto: Infobae)

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró que la movilización impulsada por el líder de sindicato de Camioneros, Hugo Moyano para el 21 de febrero responde a “intereses personales” y no “a un debate sobre la política económica”. “Algunos tienen miedo de dar respuestas en el marco institucional ante un reclamo de la Justicia”, aseguró el ministro esta mañana a Radio La Red.

En el marco de la disputa los sindicatos por las negociaciones paritarias, en las que el Gobierno quiere imponer un techo del 15 por ciento, desde la Casa Rosada optaron por minimizar el impacto de la movilización y apuntar contra Hugo Moyano, contra quién pesan causas por delitos económicos -recurso utilizado por el Gobierno en el enfrentamiento- y quien supo ser aliado del Gobierno hasta que se tensaron las relaciones.

“Nosotros vemos que definitivamente tienen mucho por responder y no deben hacerlo con marchas y movilizaciones; uno se tiene que presentar ante la Justicia, como hacemos todos”, apuntó Triaca. Para el ministro, en los organizadores de la protesta no proponen “un debate sobre la cuestión de la política económica” y defendió su gestión al frente de la cartera de Trabajo: “Hace más de 16 meses se viene recuperando el empleo”, dijo y aseguró que “estamos en el nivel más alto de la historia en relación al empleo registrado”.

Mientras tanto, la marcha del miércoles cuenta con la adhesión de las dos CTA, de los bancarios y sindicatos enrolados en la Corriente Federal de Trabajadores, y de los movimientos sociales y agrupaciones políticas del kirchnerismo y de la izquierda.

La convocatoria será en la avenida 9 de Julio, y según consignó su hijo y referente Camionero, Pablo Moyano, será para “decirle al gobierno basta de ponerle techo a las paritarias, basta de despidos, de seguir perjudicando a los jubilados, de impuesto a las ganancias”.

La realidad es que Moyano se fue quedando solo y los dos jefes de la CGT, Carlos Acuña y Héctor Daer, el gastronómico Luis Barrionuevo, y sindicatos de peso como UTA, La Fraternidad, la UOM, la UOCRA y UPCN no se sumaron a la protesta. Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), cercano a Moyano, será el único de los integrantes de la conducción de la CGT presente en la protesta.