Foto: NCN

La diputada nacional Josefina Mendoza será la nueva presidenta de la Unión Cívica Radical de La Matanza luego de dos años de acefalía partidaria y tras intensas negociaciones de funcionarios provinciales para una lista de unidad que evite la elección interna.

Mendoza es oriunda del municipio de Daireaux y es representante de la línea del vicegobernador Daniel Salvador a nivel interno, que contará con minoría de vocales en las reuniones y plenarios que haga el partido.

El vicepresidente será el ex concejal Manuel Atencio, la Secretaría General la ocupará Matias Espain y la Tesorería quedará para Jorge Brugnolaro. Las negociaciones fueron encabezadas con Sebastián Salvador, el hijo del vicegobernador, y el legislador provincial Walter Carusso.

Carusso responde al histórico operador radical Enrique ‘Coti’ Nosiglia, quien también intervino en las conversaciones y fue el encargado de advertirle a algunos candidatos locales que desde el PRO empujaban una lista de unidad.

“Hay descontento de muchos radicales porque los dejaron sin derecho a nada. El PRO puso a Josefina para que maneje todo y posiblemente en 2019 sea candidata a intendenta. Quedó demostrado que el PRO desarmó a la UCR”, señaló una fuente interna.

Esto le pondrá fin a una acefalía partidaria de dos años, ya que desde 2016 no había autoridades por la judicialización de la interna partidaria por conflictos entre los diferentes dirigentes.

De esta manera, el radicalismo buscará consolidar su posición dentro de Cambiemos y disputar cargos legislativos el próximo año para volver a tener representación en el Concejo Deliberante y el Consejo Escolar.

Josefina Mendoza fijó su domicilio en Lomas del Mirador y comenzó a militar en el distrito este año, cuando el salvadorismo le designó la responsabilidad de encauzar políticamente al comité radical de La Matanza.