Los sindicatos que integran la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) votaron en un Congreso de delegados que volverán a integral la Confederación General del Trabajo (CGT). La medida fue festejada por el referente de la CTA La Matanza, Héctor ‘Pichi’ Sposato, quien estuvo presente en el acto de unificación llevado a cabo en Lanús.

“Estoy emocionado. El acto estuvo muy bueno porque fue un Congreso nacional y después un plenario. Todos esperamos el momento en el que Hugo Yasky (secretario genera de la CTA) planteara el proceso de reunificación. Creo que para lo que se viene va a ser fundamental que el movimiento obrero esté unificado. Va a ser un proceso muy conversado y dialogado porque cada uno tiene su impronta”, explicó a MD Sposato.

La CTA se creó hace 28 años por un conjunto de sindicatos que abandonaron la CGT, debido a que se había alineado con el gobierno de Carlos Menem. La vuelta a la mítica central obrera se lleva a cabo en momentos en que Alberto Fernández se encamina a gobernar el país y a extender un plan de “concertación social” entre todos los sectores para poder salir de la crisis. De hecho, fue el propio candidato del Frente de Todos quien encabezó el cierre del plenario de la CTA junto al líder de La Cámpora, Máximo Kirchner.

Al respecto, Sposato comentó: “entendemos la necesidad de la unidad del movimiento obrero y vemos a este momento especial para hacer esto. El próximo gobierno va a tener que escuchar a las organizaciones sociales y gremiales, va a tener que haber un ida y vuelta. Nosotros vamos a ganar, lo vamos a sacar a Cambiemos del gobierno, pero no del poder, que es de donde vienen, porque se transformaron en un partido político y nos engañaron”.

En ese sentido, el referente de la CTA local remarcó que durante el acto hubo “integrantes de peso bancando esto como (el referente Camionero, Hubo) Moyano, (el referente de Canillitas, Omar) Plaini y (el referente de los bancarios, Sergio) Palazzo” y que en la seccional matancera ya se dieron varios pasos para lograr la unidad junto a los sindicatos de la regional de la CGT.

“Nosotros con la CGT de La Matanza tenemos una relación bárbara y trabajamos en conjunto en muchos conflictos. Laburamos juntos en lo territorial hace muchos años. Vamos a ver qué podemos aportar desde las regionales después del 10 de diciembre. Cada vez que nos tocó vivir procesos neoliberales quisieron dividir al movimiento obrero, pero cuando más se agudiza la situación económica nos damos cuenta y nos unimos en acciones en común”, cerró el dirigente.