El Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB) lleva a cabo este martes una nueva medida de fuerza por 24 horas que terminará con un acto central en la Casa de la Provincia de Buenos Aires en Capital Federal.

Es que el gobierno de María Eugenia Vidal aún no cerró la paritaria con los gremios docentes. El gobierno dispuso otorgar aumentos por el 30% a octubre y un suplemento de 1,7% en material didáctico. Del otro, las organizaciones gremiales reclaman un aumento que acompañe a la inflación, que este año rondará el 50%.

A través de un comunicado, los docentes señalaron que “la paritaria debe ser una instancia de negociación, debate, construcción de consensos no de imposiciones unilaterales”.

A su vez, los y las docentes reclaman por mejoras edilicias en las escuelas de toda la provincia y denuncian que el presupuesto 2019 “no hace más que dejar plasmada la continuidad de una política adoptada por la gestión de Vidal de desfinanciar la Educación Pública”.

Así las cosas, en lo que va de 2018 ya son 28 los días sin clases que afectan a 4,5 millones de chicos que estudian en el territorio bonaerense, tanto en escuelas públicas como privadas.

Finalmente mañana realizarán una “jornada de protesta” en la que se organizarán acciones distritales con banderazos por la “Soberanía Educativa”.