El proyecto presupuestario que el Ejecutivo Municipal giró al Concejo Deliberante contempla la continuación de la obra del Centro Ambiental de Reconversión Energética (CARE) en la localidad de González Catán y despertó la resistencia de organizaciones ambientalistas en la zona.

Según las fuentes oficiales, el CARE tendrá como fin la selección, clasificación y reciclado gradual de las casi 2.000 toneladas diarias de residuos sólidos urbanos que se generan en el distrito y lograr el cierre progresivo del CEAMSE. El objetivo es generar energía eléctrica a través de este procedimiento.

Sin embargo, los vecinos nuecleados en la Asamblea de Vecinos Autoconvocados contra la CEAMSE de González Catán rechazaron la puesta en marcha del CARE por su impacto ambiental.

Hugo Osores, que es el referente de la asamblea, habló con MD y afirmó que “lo que propone el municipio es la incineración de basura para generar energía, que la justicia y los vecinos lo frenaron en la Ciudad de Buenos Aires porque es altamente contaminante y acá no pudieron avanzar por las movilizaciones que hicimos”.

Y agregó: “el CARE va a generar dioxina y furano, que son químicos pesados que quedan en el aire y son muy nocivos para la salud. Esto viene del gobierno nacional anterior y fue denunciado porque no se sabe lo que hicieron con los $600 millones que tenía presupuestado”.

La Unidad Ejecutora del CARE está a cargo de la Jefatura de Gabinete municipal, a cargo de Alejandro ‘Topo’ Rodríguez, y cuenta con un 85% de avances en el desarrollo de la obra, que se ubica en la Ruta Provincial N°1001.

Además, el programa plantea la implementación de un plan de educación ambiental en las escuelas de La Matanza mediante los programas “Reciclar para florecer”, en las primarias; “CARE en calendario ambiental”, en las secundarias; y “Matanza siembra”. También van a apuntar a sociedades civiles.

En ese sentido, Osores recordó que “desde 2003 estamos dando charlas con la Asamblea de Vecinos Autoconvocados en las escuelas y el resultado es muy bueno porque aportamos información sobre la contaminación en la localidad”.

Se contempla la capacitación de 40 recicladores urbanos independientes a cargo de la Unidad Ejecutora y el reciclado de 5 plazas en el distrito. Los recicladores capacitados en 2017 fueron 240, bajó a 40 en 2018 y sostendrá el número el próximo año.