El ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires dictó la conciliación obligatoria en el conflicto laboral por los 10 despidos en Medamax, y la empresa debió reincorporar a los trabajadores.

La resolución del ministerio se dio el pasado viernes, y la empresa acató la medida decidiendo reincorporar a los despedidos al próximo día. La normativa dura 15 días con la posibilidad de que se extienda otros 5.

Medamax había planteado ante el sindicato de comercio (SEOCA) la posibilidad de despedir personal por la situación económica que sufre el sector, pero eso no fue aceptado y planteó un plan de suspensión de personal.

En primera instancia, la empresa propuso suspender a 60 trabajadores en 3 tandas de 20 empleados con el goce del 75% del sueldo. Es decir, Medamax iba a suspender 20 trabajadores por mes  de manera rotativa durante 3 meses.

Esto no fue aceptado por la asamblea de delegados y trabajadores del lugar, que realizaron una contraoferta que consistía en suspender de a grupos de 10 trabajadores en un lapso de 6 meses hasta llegar a la cifra de 60 personas.

Sin embargo, los representantes de la empresa no aceptaron esta propuesta y decidieron despedir arbitrariamente a 10 empleados detonando un conflicto que aún no pudo resolverse.

Medamax, en principio, quiso reincorporar a los despedidos al proponerles pagarles el sueldo pero sin presentarse a trabajar, pero esto fue rechazado de plano por SEOCA al representar un posible abandono al puesto de trabajo.

El próximo miércoles se realizará una reunión entre el sindicato y directivos de la empresa para seguir las negociaciones acerca de la situación laboral de los trabajadores. El lugar cuenta con entre 75 y 85 empleados.