Los molinos harineros no entregan harina a los comercios hasta que se estabilice el precio del dólar, que sobrepasó los $60 por algunos momentos tras la aplastante que sufrió Mauricio Macri en las PASO.

Desde el sector afirman que no hay un precio de referencia para las bolsas de 50 kilos y tendrá un impacto de al menos 20% en los precios del trigo y los demás insumos dolarizados del sector.

Este sector fue de los más afectados en los últimos años por sufrir el aumento de los servicios básicos como gas, luz y agua; y un incremento de más de 250% en el precio de la harina.

Aún no se conoce cuándo se normalizará la venta ya que depende de las fluctuaciones de la divisa estadounidense y los comerciantes ya creen que puede haber desabastecimiento.