Foto: Facebook.

Finalmente el Mercado de Hacienda no se trasladará a Aldo Bonzi y, en cambio, su futura instalación será en el municipio de Ezeiza. O al menos esa información es la que circula en diversos medios y entre los propios vecinos matanceros que resistieron la instalación del mercado.

“Acá no lo van a poner, gracias a los amparos que presentó Verónica (Magario) y al trabajo en conjunto que hicieron los vecinos oponiéndose”, confirmó a Matanza Digital, el subdelegado municipal de Aldo Bonzi, Gustavo Asad.

El funcionario explicó que si bien “oficialmente el gobierno nunca nos dijo nada”, la noticia la saben “porque los vecinos se reunieron hace poco con el presidente del Mercado de Hacienda”, Roberto Arancedo, quién les confió que es “casi imposible y una locura que pongan el Mercado ahí”.

“Hubo un logro por parte de los vecinos”, aseguró el subdelegado, quién llevó el reclamo de los vecinos hasta la intendencia. Desde el anuncio en julio del año pasado del traslado del Mercado de Liniers S.A. a Aldo Bonzi, los vecinos se organizaron para rechazar su instalación, realizando multitudinarias movilizaciones, juntas de firmas, festivales artísticos y los cortes en la autopista Ricchieri.

Entre los reclamos figuraban los daños medioambientales, hidráulicos y a las calles que provocarían tener un nuevo Mercado pegado a barrios residenciales. Lo cierto es que los rechazos desde La Matanza a la instalación del mercado fueron rotundos, con un rechazo votado por todos los bloques en el Concejo Deliberante y un amparo para impedir su instalación, presentado por la intendenta Verónica Magario.

El nuevo lugar asignado para su instalación sería de un predio de más de cien hectáreas que usaba la montada de la Policía Federal, al lado del predio de la AFA, en el municipio vecino de Ezeiza.