(Foto: google)

Los profesionales de la salud del Hospital de Quemados ubicado en el barrio porteño de Caballito destacaron como una buena noticia la ausencia de pacientes por pirotecnia.

Según informó Eduardo Strusi, jefe de guardia de ese centro asistencial, desde la tarde del 31 hasta la madrugada del primero de Enero, por primera vez desde hace al menos 38 años, no registró heridos.

“Por primera vez en los 38 años que llevó como jefe de guardia, no tuvimos que atender heridos”, explicó Strusi a la prensa en el puerta del hospital.