El peronismo bonaerense denunció que el gobierno realizó mal la cuenta de votos en el escrutinio provisorio y que el número que obtuvo Axel Kicillof en la elección fue superior.

Según la ley electoral provincial, en el conteo no deben tenerse en cuenta los votos en blanco, algo que desde el oficialismo no contemplaron y que le bajó el caudal de votos al candidato opositor.

Así, en el cálculo correcto, Axel Kicillof supera los 52,53 puntos, mientras que la gobernadora María Eugenia Vidal llegaría a 34.6% y Eduardo ‘Bali’ Bucca alcanza el 6.2%.

Según difundió el portal especializado LPO, desde el gobierno nacional explicaron que “si tomábamos la particularidad de la provincia de Buenos Aires no se podrían comparar las provincias. Debíamos usar un mismo criterio”.

Así lo confirmó el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, asegurando que “en las últimas P.A.S.O. se decidió contar los votos en blanco de todas las provincias porque de lo contrario se generarían desacoples con la particularidad de cada distrito”.

“Ésto no significa que a la hora del escrutinio definitivo no se vaya a respetar la ley local que en el caso de la provincia de Buenos Aires establece que no se cuenten los votos en blanco”, aclaró.