Foto: Suteba

Los sindicatos docentes bonaerenses sumaron el apoyo de los legisladores de la oposición previo a la primera discusión paritaria correspondiente este año, que tendrá lugar el día miércoles. Ayer presentaron un proyecto de ley para crear una comisión bicameral que haga un seguimiento de las mesas paritarias.

El proyecto de ley fue presentado por el diputado matancero de Unidad Ciudadana, Facundo Tignanelli, quien propone que quienes integren la comisión bicameral tengan “un control directo y permanente sobre las reuniones, medidas y resoluciones que se desarrollen en el marco de la negociación” entre los y las docentes bonaerenses y el gobierno provincial.

El dirigente argumentó que la propuesta tiene lugar porque “la gobernadora María Eugenia Vidal no ha podido cerrar en tiempo y forma ninguna paritaria con el sector docente desde que asumió”.

Asimismo, el texto original exhorta al presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Manuel Mosca, a que sea “coherente con sus propias declaraciones públicas” cuando dijo que la gobernadora Vidal “nos pidió mucho trabajo, que estemos muy activos en la discusión de lo que va a significar la paritaria docente, donde queremos ampliar el debate y hacer participar a todos los actores que pretenden una educación pública de calidad”.

La iniciativa tuvo el apoyo de todos los bloques peronistas de la legislatura bonaerense, entre ellos Unidad Ciudadana, el Frente Amplio Peronista, el Frente Renovador y el PJ Unidad y Renovación.

Como indicó este medio anteriormente, el clima entre los gremios docentes y el gobierno de cara al primer encuentro del año viene caldeado. La paritaria del 2018 no se cerró y Vidal les otorgó por decreto un aumento del 31,7%, por lo que los maestros perdieron por lo menos 17 puntos frente a la inflación y se espera que este año reclamen por recuperarlos. Además, reclaman un plan de obras de infraestructura en las escuelas.

Mientras tanto, desde el gobierno de María Eugenia Vidal se preparan para confrontar con los gremios y anunciaron la creación de “mesas distritales” que buscarán centralizar las demandas educativas de las escuelas, corroyendo el papel de los sindicatos. Esta última iniciativa es rechazada por los docentes, quienes pidieron que se televisen las paritarias para que se “blanquee” la discusión.