(Foto: Prensa Almirante)

Almirante sufrió una dura caída que lo aleja de los puestos de copa Argentina. Parece que los dirigidos por Blas Armando Giunta empiezan a quedarse sin nafta y los rivales no perdonan.

En la primera parte el Mirasol salió dispuesto a mantener el orden y, partiendo de esa premisa, encontrar los espacios para generar peligro.

La situación mas nítida la tuvo Diego Garcia, pero no supo controlar correctamente la pelota para encarar mano a mano al arquero del Bohemio. El marcador se abrió sobre el final con la famosa “ley de ex” a través de Ignacio Colombini.

Hubo un cambio en la estrategia para la etapa complementaria. Almirante se ubico en campo rival, se hizo dueño de la pelota, tomó la riendas del juego.

Pero el arbitro Lucas Di Bastiano comenzó a incidir en el desarrollo de las acciones. Primero, en un choque entre Tomás Molina y el arquero de Atlanta Francisco Rago que vio fuera del área, el cual Diego García cambio por un golazo de tiro libre. Luego, anulando un gol en posición lícita al ya mencionado Tomás Molina.

La victoria del equipo local llegó faltando 10′ por la misma vía que en partidos anteriores: Horacio Martinez tras un tiro de esquina dejó al Aurinegro con las manos vacías.

Los once titulares de Almirante Brown: Giordano; Arias, Centurión, Monserrat, Machuca; Guzmán, Britez Ojeda, David Franco, García Montero; García, Molina.