En una nueva reunión entre la Municipalidad de La Matanza y el sector de los gastronómicos, que buscan poder reabrir sus puertas no sólo con take away o delivery sino con mesas al aire libre, se llegó a un principio de acuerdo para que esa reapertura esté cada vez más cerca.

El encuentro, que tuvo más de dos horas de duración, se realizó por videoconferencia y participaron los representantes del municipio, la Cámara de Comercios, la Federación de Empresarios de La Matanza, el Sindicato de los gastronómicos y algunos propietarios de los comercios del rubro.

Según averiguó Matanza Digital, el Municipio se comprometió a recibir los planos de los locales con los lugares disponibles al aire libre, como veredas, patios o terrazas, para establecer la cantidad de personas que podrían ingresar, todo bajo estrictos protocolos sanitarios.

Desde el sector de los gastronómicos informaron a este diario que “el problema es que desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires no están de acuerdo con habilitar” y reconocieron que tienen “una gran incertidumbre” sobre lo que sucederá, pero avisaron que necesitan trabajar y que esperan una respuesta para los próximos días.

En La Matanza, el rubro está autorizado a trabajar sólo bajo la modalidad de delivery o de retiro en el local pero aún no se permite el consumo en el lugar, a diferencia de otros municipios aledaños como Morón, Tres de Febrero o la misma Ciudad Autónoma de Buenos Aires.