(Foto: captura Twitter @MarianoSeminara)

Entre 700 y 800 personas se congregaron esta tarde en Av de Mayo y Rivadavia para protestar por las numerosas amenazas de bomba que desde hace una semana afectan a toda la comunidad educativa. [NOTA EN DESARROLLO]

Verónica Magario formalizó una denuncia

La intendenta se reunió con la fiscal general del Distrito, Patricia Ochoa. Al finalizar, Magario explicó que “Vinimos a ponernos a disposición para tener una pronta solución. Estamos trabajando para detectar de dónde vienen estas amenazas”.

También relacionó la serie de amenazas con el contexto electoral al considerar que “esto es producto de maniobras políticas que forman parte del folclore en tiempos de elecciones. Fue una llamada para intimidar, pero la gente siempre estuvo tranquila”.