La provincia de Buenos Aires registró su tasa de mortalidad infantil más baja de la historia. Así lo informó esta mañana la gobernadora María Eugenia Vidal, en una conferencia de prensa en la que bajó un claro mensaje político con tono de campaña.

“Es la tasa más baja registrada en la historia de la Provincia y por eso es uno de los logros para nosotros como equipo más importante del trabajo de los años de gestión. No es casualidad, es el resultado de políticas integradas”, aseguró la gobernadora, quien realzó las políticas llevadas a cabo durante su gestión como el Plan AMBA o el programa “un vaso de leche por día”.

Según las estadísticas, la tasa se ubicó en 8,9 y en el 2018 se registraron 217 muertes menos que el año anterior. Así, en 2.244 hubo casos de defunciones contra los 2.461 del año anterior. Esto significa que la tasa de mortalidad infantil bajó 0,6 puntos.

Finalmente, con tono más electoral, Vidal aseguró: “esta tasa no nos conforma, todavía falta. Por eso vamos a seguir para que este año sea aún más baja y si seguimos trabajando en la Provincia, los chicos nazcan y crezcan con las mejores condiciones”.