En una escena que dio la vuelta al mundo por lo inesperada y sorpresiva, los seguidores de Donald Trump tomaron el Capitolio de Washington acusando de fraude electoral y para que el Congreso estadounidense no pudiera ratificar la victoria de Joe Biden, elegido como el nuevo presidente de aquel país.

Los episodios ocurrieron durante la tarde de ayer cuando miles de manifestantes seguidores de Trump se manifestaban en la puerta del edificio. Luego comenzaron a invadir el Capitolio y la situación se fue de control: ingresaron por las puertas y trepando por las paredes exteriores para entrar.

 

Foto: AP Photo/Jose Luis Magana

Una vez que estuvieron dentro del Congreso, la sesión que estaba prevista se suspendió y la policía reprimió a los manifestantes. Incluso, una mujer fue baleada dentro del lugar y falleció como consecuencia de los disparos, entre los cuatro muertos totales que hubo. En ese momento, Trump agradeció el apoyo vía twitter y pidió a sus seguidores “volver a sus casas”.

Finalmente, Joe Biden fue validado por el Colegio Electoral como el ganador de las elecciones realizadas hace unos meses y fue nombrado como el nuevo Presidente de los Estados Unidos de América. El toque de queda que regía en Washington se extendió hasta el 21 de enero.