El pasado sábado, alrededor de las 12:40 del mediodía, Roque Ramón Godoy Silva de 23 años fue asesinado de, al menos “cuatro puñaladas en la espalda”, por Nahuel Nicolás Argañaráz, actual pareja de su exnovia Marilyn, madre de sus dos pequeños hijos, en la Avenida Crovara y calle 900, donde trabajaba en un puesto de verdulería.

Damiana y Roque

En comunicación con MatanzaDigital.com.ar, la vecina Damiana Godoy Silva, madre de Roque contó que su hijo “era muy trabajador, un chico católico, cristiano y muy devoto de la Virgen. Había tomado la comunión y siempre iba a misa” y agregó que “hacia tiempo que trabajaba en un puesto de verdulería sobre la avenida Crovara los sábados y domingos, porque los días de semana trabajaba en el Mercado Central para que no le falte nada a sus hijos”.

“Él lo único que quería era estar con sus hijos”

Al ser consultada por lo sucedido, Damiana detalló que Roque se encontraba en su lugar de trabajo cumpliendo con su tarea cuando “el asesino fue a crearle problemas y le pegó a mi hijo”.

Según testigos, Roque y Nahuel comenzaron a pelear pero lograron separarlos. Por lo que, ratos más tarde, “el muy cobarde fue buscar un cuchillo, volvió al lugar y atacó a Roque por la espalda”.

Damiana contó que, tras lo sucedido, recibió una llamada del hospital en la que le informaron que su hijo “había recibido 4 puñaladas en la espalda que le causaron la muerte casi en el acto”.

¿Qué pasó antes?

El sábado 12 de septiembre, una semana antes de su asesinato, Roque había ido a visitar a sus dos hijitos, Rodrigo y Douglas que se encontraban en la casa de Marilyn, su expareja y madre de los pequeños, cuando sin mediar palabras lo echaron del lugar a piedrazos.

“Él llegó a casa llorando. Nosotros tratamos de contenerlo, pero como él no quería involucrarnos en ‘sus problemas’, no nos dijo casi nada”, comentó angustiada la señora Godoy.

“Nosotros no llegamos a hacer la denuncia” por los hechos de violencia que él estaba viviendo. “Yo le decía a mi hijo que tiene que ir por las vías legales para que no haya problemas” y “justo cuando estábamos en trámites para hacerla, me lo matan”.

“Yo no conozco al asesino ni a su familia. Pero si dice que mi hijo lo molestaba, es una gran mentira, porque ellos dos perseguían a mi Roque”

Según lo detallado por Damiana, Marilyn “ya tiene hijos de otro hombre con el que también buscó molestar a Roque” y agregó, “cuando mi hijo, aun estando de novio con la madre de mis nietos, se entera de que ella ya lo estaba engañando con Nahuel, se separa y solo le pide que le deje ver y visitar a los nenes”.

“Sinceramente estoy llena de tristeza, estoy muy dolida y en mi corazón no tengo espacio para odiar, para decir malas palabras, ni para enojarme con este chico (Nahuel). Yo no conozco al asesino ni a su familia. Pero si dice que mi hijo lo molestaba, es una gran mentira, porque ellos dos perseguían a mi Roque”, se lamentó Damiana.

“Lo único que pido es que se haga justicia por mi hijo y le pido a Dios que este muchacho se reconvierta, porque todos pueden cambiar. Todos pueden tener una segunda oportunidad. Ojalá este chico cambie, porque solo tiene 21 años y ya mató a mi chiquito que tenía 23”.

Para finalizar, Damiana agregó: “mi familia y yo estamos muy dolidos ahora. Yo solo quiero enterrar a mi hijo para que pueda descansar en paz. Después de esto vamos a ir con todo. Vamos a hacer las denuncias necesarias para que esta gente reciban el peso de la justicia y vamos a pelear por la tenencia de los dos nenes, porque él lo único que quería era estar con sus hijos. Simplemente quiero que se haga justicia”.