Tras el trágico hecho sucedido la semana pasada en Lezama, donde 2 niñas de un colegio de Benavídez perdieron la vida, los padres de los alumnos de la escuela primaria 141 ubicada en Blomberg y Titanic 1850 del Barrio San Cayetano, decidieron pedir una inspección del colectivo y el chofer que llevaría a sus hijos a San Clemente del Tuyú y Las Toninas.

Un inspector de la Secretaría de Transporte le realizó el control de alcoholemia al chofer y el resultado dio positivo. El conductor, un hombre de 60 años identificado como CORREA PABLO ALFREDO que trabaja para la conocida empresa Rutatlantica, casi fue linchado por padres de los estudiantes en la puesta de la institución.

En ese momento un vecino llamó al 911 y la Policía intervino para evitar que el transportista sea lastimado. El conductor no quedó detenido, pero fue derivado a la comisaría de Rafael Castillo y el colectivo fue secuestrado.