El episodio ocurrió ayer al mediodía cuando dos delincuentes que se trasladaban en una camioneta Volkswagen Amarok, se detuvieron en la calle Caupolican al 1500 de Ramos Mejía e ingresaron con fines de robo a una casa.

Allí sorprendieron a una mujer que en ese momento mantenía una reunión de trabajo via video-conferencia, a quien uno de los ladrones amenazó con un arma de fuego, lo que fue advertido por todos los participantes del encuentro virtual.

En esas circunstancias, la víctima comenzó a gritar que llamaran al 911, por lo que el delincuente le cerró la notebook que tenía, a pesar de lo cual sus compañeros de trabajo continuaron escuchando los gritos y llamaron a la policía.

Debido a esa situación y al temor a ser descubiertos, los delincuentes optaron por irse de la vivienda, informaron las fuentes judiciales.

Pero tras subirse rápidamente a la camioneta, un vecino observó la situación y también llamó al 911, por lo que de inmediato se irradió el alerta policial para dar con el rodado en la zona.

Efectivos a bordo de una patrulla localizaron la camioneta Amarok “que había sido robada en 11 de marzo pasado en el barrio San Carlos de Isidro Casanova”, con los asaltantes en la localidad de Lomas del Mirador, donde comenzó una persecución.

Mientras huían, dos de los delincuentes se asomaron por las ventanillas de la camioneta y, con la mitad del cuerpo fuera, comenzaron a disparar contra los policías, quienes no repelieron la agresión debido a la gran cantidad de transeúntes que había en la zona, explicaron los informantes.

En esas circunstancias y al pasar por las inmediaciones del cruce de las calles Cerrito y Darwin, uno de los tiros impactó en un profesor de educación física y director técnico que circunstancialmente estaba en la zona.

 

El profesor herido, identificado como Damián Darío Malandra de 37 años, tras haber recibido un disparo a la altura del estómago, fue trasladado de inmediato al hospital Balestrini de Ciudad Evita, donde fue operado y quedó internado en estado reservado.

Un vecino y amigo de la familia de Damian se comunicó con Matanza Digital y comentó que “la ambulancia nunca llegó y fue llevado al hospital por una vecina, y custodia de policías. Recién hable con el padre. Ya esta operado y fuera de peligro. La bala le perforo el diafragma y el hígado”.

La persecución continuó unos metros, hasta que dos de los ladrones se arrojaron de la camioneta en movimiento y uno de ellos, identificado como José Roberto, de 39 años, fue capturado por los uniformados en Matheu y José Ingenieros, quienes le incautaron una pistola Browning 9 milímetros con la numeración limada.

Otro delincuente corrió e ingresó a una casa, donde también fue capturado. Otros dos asaltantes que abandonaron la camioneta, lograron escapar a pie y esta esta mañana permanecían prófugos, según indicaron las fuentes.

La camioneta robada fue localizada abandonada en Rincón y Helguera, en ese mismo distrito.

Voceros oficiales dijeron que los dos apresados serán indagados por el titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 12 del Departamento Judicial de La Matanza, Claudio Arribas, quien además de los delitos cometidos desde la entradera, les imputó la “tentativa de homicidio” de Malandra.