Luego del anuncio realizado el viernes por el Presidente Alberto Fernández y el Gobernador Axel Kicillof sobre la nueva fase del aislamiento social, que en el Área Metropolitana de Buenos Aires fue llamada “cuarentena escalonada”, los comerciantes recibieron los protocolos sanitarios y de prevención que deben cumplir para la atención al público.

Desde la Municipalidad de La Matanza, a través de la Subsecretaría de Planificación y Control Comunal, indicaron que los protocolos son diferentes según el rubro del comercio, pero que para todos los casos estará prohibida la ocupación de las veredas, ya sea con mercadería u otros elementos, para facilitar el distanciamiento entre quienes estén caminando.

Comercios barriales con mercadería ya elaborada

  • Deberán tener en el frente, un cartel con el horario de atención y el procedimiento detallado en caso de tener que hacer devoluciones de productos.
  • El horario de funcionamiento será como máximo hasta las 18.30.
  • No se permite el ingreso de personas al interior de los locales.
  • Sólo funcionarán con envíos a domicilio o retiro en tienda (delivery o take-away)

Comercios ubicados en centros comerciales

  • El horario de atención deberá ser entre las 14 y las 18.30.
  • No se permite el ingreso de clientes a los locales
  • Sólo funcionarán con envíos a domicilio o retiro en tienda (delivery o take-away)

Comercios de elaboración de comidas o bebidas

  • Se mantiene la prohibición del ingreso de los clientes a los locales
  • Se agrega la opción de retiro en tienda por parte del comprador (take-away)

Inmobiliarias

  • La atención al público podrá ser sólo de a una persona cada 70 metros cuadrados (70 m²)
  • Deberán colocar una barrera sanitaria de acrílico o material similar que evite el contacto directo entre empleados y clientes.

Daniel Dauria, del Centro de Comerciantes de San Justo, dialogó con Matanza Digital y explicó que “si bien estamos motivados, también somos cautelosos a la hora de esperar resultados”. Las razones de la cautela son “que la economía está muy resentida” y que “el consumidor cambio sus hábitos luego de más de tres meses comprando de una manera diferente”.

Además, reconoció que “sabemos que se puede volver atrás en la apertura”, en el caso de que haya un crecimiento repentino en los contagios, y destacó la responsabilidad de “ser parte de la solución cumpliendo las normas y cuidándonos”, en referencia a los protocolos sanitarios exigidos por el Municipio de La Matanza y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

“También estamos confeccionando una nota pidiendo la eximición de multas realizadas a los comercios que abrieron en forma parcial o usaron el take away porque entendemos que fue parte de un acto desesperado para intentar no cerrar”, adelantó Dauria. Para finalizar, concluyó: “esperemos poder contribuir para formar un comercio más justo y solidario”.