La obra que se licitó en 2006, durante la gestión del presidente Néstor Kirchner y que empezó a construirse en el 2016 bajo el mandato de Mauricio Macri, tenía previsto la construcción de un túnel de 18 kilómetros que iba a unir las estaciones de Ramos Mejía, Ciudadela, Liniers, Villa Luro, Floresta, Flores y Caballito antes de llegar a Plaza Miserere en el barrio de Once. En el Ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich habían estimado que la obra finalizaría en 2022.

La obra del viaducto del Tren Mitre costó 2056 millones de pesos, lo que equivale a 11,7 millones de dólares por kilómetro de vía elevada. El Sarmiento tiene un costo de más de 166 millones de dólares por kilómetro.

El soterramiento permitía la creación del “Corredor Verde del Oeste”, un parque lineal entre Caballito y Liniers. Sin embargo el espacio verde quedará postergado para otra ocasión.

“El eje de Rivadavia es un lugar muy atractivo no van a faltar inversores”, comentaron desde el gobierno porteño. De todas formas, la reanudación del proyecto podría ser en 2020, concluyeron.