Horas de tensión se viven en el autoservicio mayorista Medamax de Gregorio de Laferrere. Los trabajadores se encuentran bloqueando la planta para evitar que los camiones con mercadería salgan del lugar, porque denuncian que la empresa está realizando un “vaciamiento de hormiga”.

Es que este martes finaliza la conciliación obligatoria por los 10 despedidos ocurridos a fines de marzo, sin lograr llegar a un punto de acuerdo entre las partes. “La empresa ratificó los despidos y el sindicato hoy va a reanudar las medidas de fuerza”, explicó a MD Javier Valenzuela, responsable jurídico del SEOCA, sindicato que interviene en el lugar.

Son 70 los empleados en la empresa ubicada en Ruta 3 entre Risso Patron y Río Cuarto, de los cuales 10 fueron despedidos en marzo. Pero los trabajadores denuncian que el número puede aumentar: “la empresa insinúa que quieren echar 20 más”, aseveró Valenzuela.

Como agravante de la situación, la negociación de la conciliación se empantano luego de que dos trabajadores hayan sufrido “atentados” que vinculan con un accionar de la empresa.

“A un compañero le pegaron un tiro. Tuvo un orificio de entrada y salida del pantalón, sin que le afectara la pierna. Fue una casualidad”, aseguró Valenzuela, quién no quiso explicar lo ocurrido en el segundo caso “porque los detalles se van a aportar a la causa penal” que se tramita en el Poder Judicial de La Matanza.

Mientras los trabajadores vuelven a protestar y la empresa continúa firme en mantener los despidos, mañana las partes volverán a encontrarse en una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo de San Justo.