Tras el anuncio de Alberto Fernández de modificar el porcentaje de coparticipación federal que recibe a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para redirigirlo hacia las arcas de la Provincia de Buenos Aires, con el objetivo de destinar más dinero para las mejoras de la Policía Bonaerense, los referentes opositores rechazaron la medida.

Los intendentes Néstor Grindetti, Diego Valenzuela y Jorge Macri, de Lanús, Tres de Febrero y Vicente López, respectivamente, publicaron los mismos tweets que justificaban su presencia junto al mandatario nacional pero que a su vez mostraban su desacuerdo con lo anunciado.

También se pronunció la matancera Graciela Ocaña, quien fue Ministra de Salud de Cristina Fernández de Kirchner y desde hace algunos años está alineada con Juntos por el Cambio. Dijo en declaraciones radiales que “la Ciudad tiene 28 mil policías y los sueldos equivalen a la quita que quiere hacer la Nación”

También consideró que “la quita unilateral no tiene sentido”, acusó a Alberto Fernández de elegir “el camino de profundizar la grieta” y hasta se animó a decir que “esta agenda es la de Cristina, no sé si la del presidente”. También aseguró que en la Ciudad se gastó el doble de dinero por habitante que en la Provincia para pacientes con Coronavirus.

Por su parte, el diputado de la Provincia de Buenos Aires de Juntos por el Cambio, Daniel Lipovetzky, calificó como “injusta e imprudente” la medida de Alberto Fernández y atacó a Axel Kicillof “por su mal manejo de la crisis”. También se expresó a favor de que Horacio Rodríguez Larreta recurra a la Justicia para dirimir el conflicto.