A partir del mes de octubre, miles de jubilads y pensionads perderán el beneficio de la reparación histórica de Anses. Se trata de aquellos abuels que no hicieron ningún trámite en forma previa pero que automáticamente comenzaron a cobrar el beneficio.

El viernes 31 de agosto fue la fecha límite que eligió la Anses para que ls jubilads dieran su aval a la recomposición. Según reprodujo Clarín, un total de 140 mil jubilads dejarían de cobrar el beneficio.

Desde la Anses aclararon que el adicional podrá restablecerse si la persona afectada firma el acuerdo que prevé la ley, pero no podrá recuperar las sumas no cobradas en los períodos en los cuales el plan no estaba formalmente aceptado.

En cuanto a las personas que sí aceptaron la propuesta por la web, es decir, completaron el primer paso “tienen un mes más para designar a un abogado, firmar el acuerdo con huella digital y así concluir la gestión”, informaron desde el organismo.

Por otro lado, confirmaron que “los que acreditaron ante el organismo la imposibilidad de moverse, una enfermedad terminal o ser mayores de 90 años seguirán cobrando el aumento anticipado”.

Y aseguraron que la Anses está diseñando “un plan de contingencia y atención personalizada para los casos de extrema vulnerabilidad que no certificaron tal circunstancia aún en las oficinas de Anses y así rehabilitar el aumento lo antes posible”.