Estudiantes esperan en las calles de Laferrere luego de recibir amenazas de bomba en sus escuelas. (Foto: Facebook)

La Provincia sospecha de menores

El  gobierno conducido por María Eugenia Vidal anunció hoy que promoverá demandas por “daños y perjuicios” contra los padres de alumnos que realicen amenazas de bomba a escuelas y otras instituciones públicas. Asimismo, los costos que se generen “deberán ser cubiertos por las demandas”.

Lo curioso de la medida es que las amenazas se producen con una sistematicidad pocas veces vista: según el trascendió de fuentes el ministerio de Seguridad bonaerense, entre el 1 de septiembre y el 4 de octubre se recibieron alrededor de 2000 amenazas de bomba en las escuelas de la provincia de Buenos Aires.

A su vez, cada una de ellas se realizó bajo la misma lógica: el 911 recibe una llamada intimidatoria, lo que despliega una logística que moviliza a la Brigada de Explosivos, fuerzas policiales, bomberos y Defensa Civil, se alerta a hospitales públicos y se moviliza a los cientos o miles de individuos que ocupen el espacio amenazado. Hasta el momento son cinco los imputados por realizar este tipo de llamados, uno de ellos, un docente de 54 años de Quilmes.

Bomberos ”colapsados” y la Municipalidad alerta

El boom de amenazas en el distrito, que se cuentan por decenas y que no marca diferencia entre escuelas públicas o privadas, propició la intervención de la intendencia en el asunto. Magario se reunió con la fiscal general del distrito, Patricia Ochoa, para ponerse a disposición y articular los trabajos para buscar a los responsables de las amenazas.

“Hay mucha preocupación en las familias y por eso queremos decirles que estamos trabajando junto a la Justicia para encontrar una pronta respuesta y que podamos detectar de dónde vienen estas amenazas que causan angustia entre los docentes, los directores de las escuelas y por supuesto, los chicos, que son los más afectados”, aseguró la intendenta.

Por su parte, la responsable de Educación de La Matanza, Silvina Gvirtz, mostró su “preocupación” por los episodios y admitió que “los bomberos no dan abasto y no saben cómo hacer”. Finalmente, en línea con lo expresado por el presidente del Consejo Escolar, la secretaria sospechó de la intencionalidad de la maniobra: “Me parece que es algo vinculado a lo sistemático”, dijo a Radio Universidad.

Suteba reclama la intervención el gobierno provincial

La seccional matancera del Suteba instó al gobierno provincial a “investigar a los responsables y garantizar el funcionamiento de las escuelas”. Según el sindicato, en La Matanza “ya fueron amenazadas más de 30 escuelas” situación que “puso en riesgo a la comunidad educativa”.

En ese sentido reclamaron la “búsqueda e identificación inmediata de los responsables”, arriesgando que “no deben estar sino en el interior del estado provincial” y criticaron un protocolo de actuación enviado por la cartera de Educación bonaerense ya que “descarga toda la responsabilidad en las escuelas” sin “asumir ni reconocer que existe un problema integral sobre el cual las autoridades deberían dar respuesta”.