Cerca de 80 efectivos de la Gendarmería Nacional reprimieron a estudiantes de la Universidad Nacional de Río Negro (UNRN) en una toma que llevaba tres meses en el vicerrectorado de esa casa de altos estudios, en su sede de la localidad de General Roca.

La orden de desalojo la libró el juez Hugo Grecca, que no estuvo presente en el lugar, y se detuvieron a siete mujeres y a un hombre que participaban de la toma.

El operativo de desarrolló a las 05:30 horas de la madrugada y contaban con un tanque hidrante, un drone y 15 vehículos de Gendarmería. Los efectivos utilizaron balas de goma y gases lacrimógenos durante la represión.