El hecho ocurrió frente a una vivienda de la calle Berón de Estrada al 4000, entre Cabrera y Matheu, cuando un vecino, que volvía de trabajar en su auto Peugeot 308 blanco, y fue sorprendido por dos asaltantes que a punta de pistola lo obligaron a descender del vehículo.

En ese momento, mientras que uno de los malvivientes intentaba llevarse el auto, el otro delincuente amenazó con un arma Patricio García y lo hizo arrodillarse para sacarle la alianza.

García contó ayer a los medios que estuvo “a merced de que al ladrón se le escape un tiro” y agregó que “toda la secuencia fue tomada por una cámara de seguridad” que hay enfrente de su casa.

El vecino contó que había regresado de su trabajo y que salía para realizar unas compras cuando aparecieron los ladrones, uno de ellos se sentó en el auto del lado del acompañante y el otro abrió la puerta de su lado y lo obligó a bajar.

“Me pidió que me arrodillara y que no lo mirara”, recordó la víctima. La investigación se encuentra a cargo de la Comisaría 1ª. de San Justo y de la fiscalía de turno de La Matanza, que procuraban, además, hallar el vehículo robado.