Foto: Santiago Fernández.

El Frente de Todos eligió la localidad cabecera de La Matanza para realizar el acto de cierre de la campaña antes de que comience la veda electoral. El invitado para encabezar la actividad partidaria fue el diputado nacional Máximo Kirchner, que estuvo acompañado por los anfitriones Verónica Magario y Fernando Espinoza.

Ante una multitud de simpatizantes que coparon el microestadio del club Huracán de San Justo, Kirchner convocó a “construir una victoria que le devuelva la dignidad a cada jubilado, a cada trabajador y a cada joven de la Argentina” y cuestionó duramente a Mauricio Macri porque “no le dió la talla para ser el presidente de los argentinos y argentinas”.

A diferencia de lo ocurrido la semana pasada durante el encuentro que encabezaron Alberto Fernández y Axel Kicillof ante empresarios PyMES, la actividad de este jueves se pareció más a los clásicos actos partidarios que organiza el peronismo, con la presencia de bombos, de -algunas- banderas y con la presencia de cientos de militantes políticos y sindicales. Fue un gesto al núcleo duro antes del domingo.

El discurso de Máximo se mantuvo siempre con los cañones apuntados contra el presidente de la nación, en un recorrido en el que mencionó políticas del mandato kirchnerista como el programa Conectar Igualdad, la creación de nuevas universidades nacionales y la expansión de moratorias previsionales para mujeres amas de casas. Las críticas a la gobernadora María Eugenia Vidal salieron de la boca de Fernando Espinoza y, fundamentalmente, Verónica Magario, quienes hablaron antes que Kirchner.

El candidato recordó cuando su padre, el ex presidente Néstor Kirchner, le pagó lo adeudado al Fondo Monetario Internacional y cuestionó que el macrismo “tomó 57 mil millones de dolares, seis veces mas que la deuda cancelada por los argentinos y argentinas 14 años atrás. Esta es la magnitud del daño producido por alguien que nunca estuvo preparado para gobernar la Argentina”.

“El presidente actual no tuvo el coraje suficiente para cumplir con su palabra. Si no tomo decisiones que favorecieran a la mayoría del pueblo, fue porque no quiso no porque no pudiera”, cargó el líder de La Cámpora. A los costados, de oyentes, se encontraban la candidata a diputada Luana Volnovich y el diputado bonaerense de Unidad Ciudadana, Facundo Tignanelli, referente matancero de la agrupación referenciada en Cristina Fernández de Kirchner.

“¿Cómo puede ser que ante tamaña crisis el presidente no tenga la creatividad suficiente para llevar a la argentina a un destino diferente cuando hay millones de argentinos y argentinas que se están cayendo del mapa y no dan más?”, siguió Kirchner, y cerró aseverando que “este modelo económico, anacrónico y viejo aplicado reiteradas veces, debe terminar este 27 de octubre y este 11 de agosto es el primer mojón para comenzar a construir una Argentina mas justa”.