Jose Bartucca es uno de los vecinos del barrio San Nicolás que a principio de esta semana notó que el agua de su casa presentaba un tono amarronado y “olor fuerte”.
En comunicación con Mataza Digital el señor Bartucca alegó que no es la primera vez que esto le sucede y que el problema viene desde hace tiempo. “Supe de otros vecino con el mismo problema, es una vergüenza. Vas a reclamar y no te dan ni cinco de atención”
Si bien, otros vecinos y vecinas confirmaron a este medio que “el agua volvió a la normalidad” no dejaron pasar la oportunidad de comentar que la alteración fue producto de “arreglos en los caños maestros”, anunciado por la empresa AySA en la sección de “cortes programados” de su página web oficial.
“No contacte a AySA por este problema, ya que en otra oportunidad hice reclamos por otro motivo y su respuesta no fue satisfactoria” comentó el señor Bartucca tras ser consultado y agregó que “no solo es una barbaridad lo que me facturaron sino que el interés de dos boletas vencidas de abril y junio del 2019 es de más del 120 %. Nadie te escucha. Pagá sin chistar, eso un atropello. Vivo constantemente amenazado y extorsionado con el corte del servicio” concluyó.
Desde Matanza Digital nos comunicamos con la empresa y nos informaron que “durante este mes y parte de febrero habrá cortes programados en el servicio con el fin de realizar realizar reparaciones y extensiones de la red de agua para llegar a más barrios”.
Para saber qué zonas son y serán las afectadas pueden visitar la web haciendo desde aquí 👉🏼 CORTES PROGRAMADOS