Esta semana comenzaron las audiencias de la última etapa del Juicio de la ex Brigada de Investigaciones de San Justo y el final del juicio está cada vez más cerca. “En un mes y medio ya va a estar la sentencia”, informó a MD la referente de H.I.J.O.S La Matanza y querellante de la causa, Lily Galeano.

El juicio lo lleva a cabo el Tribunal Federal Oral n° 1 de La Plata y empezó el 13 de agosto de 2018. Desde entonces, casi un centenar de testigos se acercaron a contar lo ocurrido durante esos oscuros años en uno de los ex centros clandestinos de detención más grandes del conurbano oeste.

En el banquillo de acusados se sentó a 19 policías, civiles y militares (hasta el 2019 eran 18 los juzgados, ya que uno falleció durante el proceso), imputados por los crímenes cometidos contra 84 personas entre los años 1976 y 1978. Sin embargo, se sabe que el lugar funcionó durante un período de tiempo más largo y que hubo cientos de personas que pasaron por el lugar, de las cuáles 43 siguen desaparecidas.

“Estamos a la espera de las condenas firmes”, indicó Galeano, recordando un pedido histórico que los organismos de derechos humanos y las víctimas tienen respecto al sitio donde funcionó la Brigada: “todos los compañeros que estuvimos declarando como testigos y querellantes pedimos que se desafecte”. El edificio se ubica en Salta 2450 y es donde todavía funciona la DDI policial de San Justo.

El reclamo por la desafectación del lugar estará presente en la próxima Vigilia por la Memoria que realizan los organismos matanceros todos los 23 de marzo.