Hoy, 28 de septiembre, se conmemora el Día de Lucha por la legalización del aborto en América Latina y el Caribe. Por esa razón, y como consecuencia del aislamiento social para prevenir el contagio de Coronavirus, en Argentina se realiza un “pañuelazo virtual” para visibilizar aún más el reclamo por el aborto legal, seguro y gratuito.

“Hoy somos millones, en un ejercicio auténtico de ciudadanía, reclamando al Estado el fin de la coacción que implican las maternidades forzadas” señalaron desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, quienes destacaron también sus “15 años de presencia en las calles y en el Congreso”.

Laura Oszust, del Observatorio de violencias ‘Ahora que sí nos ven’, destacó a Matanza Digital que “el derecho a decidir sobre nuestra vida debe respetarse como un derecho humano” y remarcó que “obligar a gestar es un acto de tortura”. Además, recordó que “hay casos en que la interrupción voluntaria del embarazo es legal desde 1921”.

“En Argentina el aborto es la primera causa individual de muerte materna, ya que la clandestinidad nos empuja a un contexto inseguro”, agregó. Para finalizar, sentenció que “no bajamos los brazos porque mientras sigan muriendo compañeras por abortos clandestinos, no vamos a tener Ni Una Menos”.

Cabe recordar que en América Latina y el Caribe, los únicos países que tienen el aborto legal con la sola restricción del tiempo de gestación, generalmente antes de las doce semanas, son Uruguay, Cuba, Canadá, Estados Unidos (algunos Estados), Barbados, Belice, Guyana y Puerto Rico.

En Argentina sólo está permitida la interrupción voluntaria del embarazo en casos en los que corra riesgo la vida de la persona gestante y en algunos casos, según legislación, cuando la concepción es producto de una violación. Cabe recordar que, durante la campaña, el Presidente Alberto Fernández se comprometió a reglamentar la legalización del aborto.

Desde la organización global de derechos humanos Amnistía Internacional se sumaron a la visibilización en redes y al apoyo a la campaña por la interrupción voluntaria del embarazo.