Con la publicación del escrutinio definitivo, el Frente de Todos amplió la distancia que le sacó a Juntos por el Cambio, tanto a nivel nacional como en la provincia de Buenos Aires.

En cuanto a la categoría gobernador, la fórmula integrada por Axel Kicillof y Verónica Magario obtuvo 4.812.684 votos, logrando alcanzar el 52,2% de los votos. Dieciocho puntos detrás se ubicó la lista encabezada por María Eugenia Vidal y Daniel Salvador, que alcanzó 3.176.010, lo que equivale al 34,6%.

En la provincia apostaban a lograr un fuerte corte de boleta en favor de Vidal, tal como ocurrió en la elección de 2015 pero la realidad mostró otra cosa: sacó solo 260 mil votos más que Mauricio Macri.

En tanto, la fórmula encabezada por Alberto Fernández y Cristina Kirchner sumó un poco más de quinientos mil votos en la provincia de Buenos Aires logrando 4.970.252 de sufragios. Esto es dos millones más que Juntos por el Cambio, fórmula integrada por el presidente Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto, que alcanzó los 2.907.050 sufragios.

Según los cálculos que realizó Clarín, en base a la sumatoria de los escrutinios definitivos del resto de las provincias, el resultado final de las P.A.S.O. es del 49,49% para el Frente de Todos y del 32,94%.