Fachada del edificio de AFA sobre la calle Viamonte.

En los últimos días se difundió de manera informal la posibilidad de realizar una asamblea extraoficial el próximo 22 de noviembre junto con la asamblea anual correspondiente de la Asociación del Fútbol Argentino. Según lo que anunció Augusto Costa, vicepresidente 2° de Vélez Sarsfield a través de su cuenta de twitter, el objetivo es someter a votación la posibilidad de que los clubes puedan convertirse en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

Las SAD son un tipo especial dentro de las Sociedades Anónimas por lo que comparten la mayoría de sus características: Sociedad de responsabilidad limitada, carácter mercantil, los titulares lo son en virtud de una participación en el capital social a través de títulos o acciones.

El modelo es un anhelo del presidente de la nación Mauricio Macri y su representante directo en el mundo del fútbol Daniel Angelici, quien lideró en su momento reuniones con otros dirigentes de peso para poner el tema en la agenda.

Lo que buscan implementar se basa en el modelo que actualmente esta vigente en España desde mediados de los años 90 y por el cual en la actual edición de La Liga 2018-2019 sólo 3 equipos se mantienen por fuera de esta figura jurídica (Real Madrid, Barcelona, Athletic Bilbao).

Para que esta idea prospere se debe modificar el estatuto de AFA para que esté abierto al ingreso de capitales extranjeros y recién ahí se habilitarían otros debates (se espera que la Superliga siga los mismos pasos y también se involucre con capitales externos).

Algunos clubes como en el caso de Talleres de Córdoba o Defensa y Justicia son permeables a la inversión privada; sin embargo la mayor parte son fervientes opositores con River, Rosario Central y San Lorenzo a la cabeza.

“En nuestro estatuto está contemplado el rechazo a las SAD. Nuestra postura como club ante este tema es abierta y manifiesta” respondió hace unos meses el presidente del Ciclón Matias Lammens ante la consulta del diario La Nación. Los socios e hinchas también se organizaron bajo lo que se conoce como la Coordinadora De Hinchas para expresar su rechazo.

Desde MD nos comunicamos con varios dirigentes de los clubes de La Matanza casi sin respuesta alguna a las consultas realizadas. El único que gentilmente emitió opinión fue Marcelo Gómez, presidente del club Liniers de la primera división D.

La posición que tenemos en nuestro Club es totalmente en contra las SAD. Es importar un sistema que funciona en otros países, sin tener en cuenta la concepción de como se formó cada Club en nuestro país”, sostuvo el dirigente.

En esa línea, cuestionó los objetivos que persiguen este tipo de asociaciones: “Además, los clubes que son deficitarios no podrían subsistir por no ser rentables, el único fin de las sociedades comerciales es la rentabilidad. Nosotros estamos a favor que los clubes continúen siendo Asociaciones Civiles, dirigidas por sus socios”.