Los casos de inseguridad en la Provincia de Buenos Aires son cotidianos y, en contraste con la cuarentena estricta de fines de marzo, parece ser aún mayor y en crecimiento. Sin embargo, los datos publicados por el Ministerio Público Fiscal de la Provincia de Buenos Aires indican que los delitos vienen en aumento desde el año 2016.

Según informó el organismo coordinado por el Procurador General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia, Julio Conte-Grand, en 2016 los delitos denunciados en territorio bonaerense fueron 746.952. Sin embargo, al año siguiente fueron 798.485, es decir, subieron casi un 7%.

Para 2018, los hechos de inseguridad volvieron a aumentar, esta vez pasaron a contabilizarse 850.908, lo que implicó un crecimiento de 6,5%. En el último año del mandato de Cambiemos tanto a nivel nacional como provincial, en Buenos Aires se denunciaron 928.450, que se traduce en un nuevo incremento de 9%.

Las cifras indican, entonces, que durante el mandato de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal la inseguridad aumentó un 24% en total, lo que se condice con la devaluación, la pérdida de puestos de trabajo, el incremento de la pobreza y la inflación que sufrió el país entre diciembre de 2015 y el mismo mes de 2019.

En cuanto a los homicidios dolosos, que incluye crímenes en ocasión de robo, peleas, enfrentamientos entre vecinos y femicidios, la cifra total viene en baja todos los años desde 2014, exceptuando el 2018, cuando hubo un pequeño aumento que luego volvió a descender en 2019.