Este martes se llevó a cabo la señalización de la Comisaría de Laferrere, un espacio que funcionó como centro clandestino de detención durante la última dictadura militar.

La actividad fue impulsada luego de la investigación llevada a cabo por la comunidad educativa de la EES 17 de Laferrere, que junto al programa Jóvenes y Memoria perteneciente a la Comisión Provincial de la Memoria, fueron reconstruyendo el rol que tuvo la dependencia policial. Contó con la participación de H.I.J.O.S La Matanza y de otros organismos de derechos humanos.

La entonces subcomisaría n° 4 de Laferrere, ubicada Monseñor Lopez May 3304, funcionó bajo la órbita del Ejército y formó parte de un circuito de represión integrado por la Brigada de Investigaciones de San Justo, el Pozo de Banfield, la subcomisaría de Haedo y la cárcel de Devoto. En ese lugar hoy opera la Comisaría distrital este 1ra de La Matanza.

“Funcionó como un anexo de la Brigada de Investigaciones de San Justo. Está probado porque está llevándose a cabo el juicio de la Brigada, donde brindó testimonio el grupo vecinal n° 7 de La Tablada. Ellos estuvieron ahí 2 o 3 meses, fueron torturados y luego fueron pasados algunos a la unidad n° 9 de La Plata y otros a Devoto, y al final liberados”, explicó en diálogo con MD, Gabriel Fernández integrante de H.I.J.O.S La Matanza.

La dependencia policial de Laferrere fue un centro de derivación y fue el paso previo a la legalización de los detenidos. Al menos 14 personas pasaron por allí y una de ellas continúa desaparecida. Se trata de Esteban Reimer, delegado gremial de la fábrica Mercedes Benz de Cañuelas, quién fue secuestrado en 1977. Es uno de los 11 trabajadores de la planta que están desaparecidos.

Según explicó Fernández, los detenidos fueron trasladados a la comisaría entre los años 1976 y 1978. Y a medida que avancen las investigaciones, se conocerá más sobre la represión: “Falta todavía toda la investigación de los tramos anteriores a la dictadura, los distintos casos que pasaron por allí que faltan comprobarse”, cerró.