Foto: Télam.

El tercer encuentro de la mesa técnica salarial entre los gremios de docentes bonaerenses y el gobierno de María Eugenia Vidal terminó sin un acuerdo entre las partes. A menos de una semana para el inicio de las clases, la Provincia volvió a ofrecer el 15 por ciento de aumento con el reconocimiento anual por presentismo y una suma de $4500 para los docentes que no faltaron en 2017.

La novedad del ofrecimiento es la inclusión de una “cláusula de revisión para monitorear la inflación en octubre”, lo que implica que en ese mes los sindicatos volverían a sentar a evaluar si hubo diferencias entre el aumento de sueldo y las cifras de inflación que difunde el INDEC.

La propuesta no contempla, empero, el reclamo de los gremios, que reclamaban la inclusión de una cláusula gatillo que actualice automáticamente los sueldos según inflación, tal como se acordó durante la paritaria del 2017. Es por esto que los sindicatos rechazaron el ofrecimiento y definirán el viernes si el inicio de clases, previsto para el 5 de marzo, se verá afectado por medidas de paro.

Mientras tanto, un sector de Suteba disidente de la conducción provincial, los “Suteba Multicolor” anunciaron el no inicio de clases para lunes, martes y miércoles próximo, y el empalme con el Paro de Mujeres del jueves 8. A este grupo pertenece el Suteba de La Matanza, conducido por Romina Del Plá, que realizará mañana una asamblea para decidir su adhesión o no al paro.