En plenas negociaciones por las candidaturas de este año, aparecieron diferentes afiches en toda La Matanza sugiriendo el futuro político de la intendenta Verónica Magario y el diputado Fernando Espinoza.

En los carteles donde aparece la figura de Magario se lee la leyenda “Vamos Matanza”, lo que indicaría un intento de bajarla de la carrera por la gobernación de provincia de Buenos Aires y la sucesión de María Eugenia Vidal.

Este círculo se completa cuando se ve en los afiches que ilustran a Fernando Espinoza con la frase “Hay futuro en Buenos Aires”, intentando darle un alcance provincial a su figura. El mismo Espinoza aseguró que tanto él como su sucesora local y Axel Kicillof le estarían ganando la elección.

Un grupo de intendentes de interior bonaerense impulsa a Magario como contraposición a Vidal, pero las aspiraciones de su principal aliado político retrasaron definiciones al respecto.

Esto se da en un contexto de incertidumbre e indefiniciones dentro del oficialismo local, que generó fricciones internas ante la falta de definiciones políticas claras sobre quién será candidato a intendente. Llegaron a nombrarse a otros dirigentes como posibles postulantes, pero fueron ideas que no terminaron tomando vuelo.

En el camino hacia el sillón Dardo Rocha en La Plata, la pérdida del sello del PJ Bonaerense fue un golpe duro para la dupla matancera, que se tuvo que conformar con la presidencia del congreso partidario.

El principal rival que tienen las aspiraciones de los líderes políticos del partido dentro del Partido Justicialista es el lomense Martín Insaurralde, y por fuera del grupo de intendentes aparece el ya mencionado Kicillof.

Cabe recordar que Espinoza ya fue pre-candidato a vicegobernador en 2015, cuando acompañó a Julián Domínguez en la fórmula y perdieron la interna del Frente para la Victoria con Anibal Fernández y Martín Sabbattella.

En los carteles que aparecieron pegados desde Ramos Mejía hasta Virrey del Pino también aparece la inscripción de “Fuerza Cristina”, en un claro alineamiento con la ex presidenta de la Nación que supo hacer de La Matanza su bastión electoral en territorio bonaerense.

De hecho, en 2017 el cuerpo de la boleta que llevaba el nombre de Cristina Kirchner logró más votos que las demás categorías de la papeleta de Unidad Ciudadana en el municipio.