La comunidad educativa de la Escuela Técnica n° 1 de Isidro Casanova se encuentra en estado de alerta por el estado edilicio de la institución. Cuando volvieron a la escuela -luego de las vacaciones de verano- se encontraron con los equipos de iluminación y de gas retirados.

“El año pasado retiraron todo porque a la escuela le iban a hacer obras. Pero la situación que no encontramos cuando volvimos a las aulas era que la empresa -la Constructora Peniel S.R.L.- se había borrado y las obras que se deberían haber hecho en enero no se hicieron”, explicó a MD un docente de la institución, Norberto Mendiolar.

El estado del edificio es alarmante: “estamos con todas las aulas de la escuela sin luz y con los cables colgando. Todas las estufas fueron retiradas y quedó el agujero en la pared. Los baños están hecho un desastre y el ascensor no funciona desde hace un año, por lo que hay docentes y estudiantes con problemas de movilidad”, narró el docente.

A pesar de las condiciones en la que se encuentra la escuela, los más de 800 estudiantes de la técnica comenzaron las clases. El reclamo para que terminen los arreglos ya llegó al Consejo Escolar matancero, y hoy directivos y docentes de la institución mantuvieron una reunión con las autoridades.

Es que la Técnica n° 1 forma parte del grupo de escuelas en “estado de emergencia” que comenzaron a ser refaccionadas con fondos municipales, tras la escalada de protestas que hubo el año pasado y que mantuvieron a cientos de escuelas con las puertas cerradas durante semanas.

“Estamos intimando a la empresa desde el punto de vista legal para que apure los tiempos”, explicó a este medio el titular del Consejo Escolar, Alejandro Schvartzman, admitiendo que la empresa “está retrasada en la obra”. Según comentó el dirigente, se trata de una obra de 4 millones de pesos que estaba prevista para ser terminada a fines de abril de este año, pero que se atrasará por la demora de la empresa.

Así las cosas, a la espera de que la empresa retome los trabajos en la escuela, Mendiolar no descartó que, en caso de no lograr que se realicen los arreglos, las clases puedan verse afectadas: “estamos en una situación de emergencia y vemos que con las escuela en este estado las clases no se van a poder mantener”, alertó.