Luego del reclamo realizado el lunes frente al Palacio Municipal solicitando la apertura de restaurantes y bares en el distrito, los gastronómicos llegaron a un acuerdo y con protocolo de por medio hoy vuelven a levantar sus persianas.

Los comercios gastronómicos podrán abrir a partir de este viernes, y los primeros 15 días serán de prueba. En ese período, las autoridades municipales estarán en alerta para controlar si crecen o no los contagios de COVID-19.

En esta primera etapa podrán habilitar mesas y sillas para clientes solo los bares y restaurantes que tengan espacio al aire libre o permiso para utilizar la vereda de su frente, quedando exceptuados de abrir todos aquellos locales que no lo tengan.

Cervecerías y casas de comidas habilitadas ya compartieron publicaciones en sus redes sociales pidiendo al público que “tomen todos los recaudos necesarios para cuidarse y cuidarnos”, ya que “es muy importante que seamos responsables, ustedes y nosotros”.