Luego de que el presidente anunciara que iba a finalizar la construcción y el equipamiento de los hospitales matanceros Néstor Kirchner y René Favaloro, el ministro de Obras Pública de la Nación, Gabriel Katopodis, dio detalles sobre el estado en el que se encuentran los dos edificios.

“Son dos hospitales muy grandes que están muy desmantelados y abandonados”, dijo el ministro esta mañana a Futurock, indicando que para habilitarse, los edificios “requieren más obra civil pero fundamentalmente reparar todo lo que se haya roto, lo que se haya vandalizado”.

Los edificios estaban casi terminados pero se mantuvieron sin inaugurar durante los cuatro años que duró el gobierno de Mauricio Macri y de la gobernadora María Eugenia Vidal. Sólo en el Favaloro se montó una guardia que se mantuvo con fondos municipales. El gobierno nacional ahora los quiere para integrar la red de hospitales que brindarán atención frente al avance del coronavirus.

Según indicó Katopodis, los dos hospitales se inaugurarán para “fortalecer y ampliar al red de atención sanitaria y sumar la mayor cantidad de camas para la atención”. Serán 8 en total los hospitales de emergencia que el gobierno nacional construirá para hacerle frente a la demanda de pacientes con COVID-19.

“Estamos previendo poder avanzar por etapas (…), los vamos a orientar en la rehabilitación en cada uno de sus paneles y de sus áreas en la atención de esta enfermedad”, agregó el ministro.

De esta forma “se sumarán 560 camas nuevas, de las cuales calculamos que el 40% son camas de terapia y el resto de internación. Esos hospitales van a estar especializados solamente en la atención del coronavirus”. La idea, según narró, es que estén finalizados para antes del invierno.

La historia de los hospitales

Los dos edificios se construyeron casi por completo durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El Hospital materno infantil “Néstor Carlos Kirchner”, ubicado en el kilómetro 24 de la Ruta 3, en Gregorio de Laferrere presenta avances en un 80% de sus obras; mientras que el Hospital General de Agudos René Favaloro, ubicado sobre la Ruta 1.001 entre las calles Soldado Sosa y Echeverría, en Rafael Castillo presenta avances cercanos a un 90%, según estimaciones del municipio.

En el Favaloro, CFK celebró en 2015 un acto de inauguración pero sus puertas nunca se abrieron. En 2017, durante un acto de campaña celebrado en el hospital para reclamar su inauguración, la ex mandataria aseguró que “por el tiempo que llevó las licitaciones, llegamos a terminar los hospitales pero no a equiparlos”, por eso nunca entraron en funcionamiento.

Del otro lado, María Eugenia Vidal polarizó con el oficialismo matancero que le reclamaba su apertura y afirmó en varias oportunidades: “no voy a inaugurar nuevos hospitales”. El argumento que brindó la entonces gobernadora, era que primero había que arreglar “los (hospitales) que están antes de inaugurar nuevos, porque eso no garantiza mejor salud” y prometió “que para 2019, todas las guardias de la provincia de Buenos Aires van a estar en condiciones”. Esto último nunca ocurrió, tal como lo denunció el gobernador Kicillof esta semana.