El Club Social y Deportivo Liniers inauguró su cancha de Softball con un evento en el que asistieron 150 personas y ahora un grupo de 30 deportistas puede practicar esa disciplina.

El vicepresidente de Liniers, Jorge Zacarías, habló con MD y contó cómo fue el inicio de este proyecto, que le da un salto deportivo e institucional al club que el pasado 2 de julio cumplió 87 años.

“Son unos muchachos que jugaban al softball frente al hospital Balestrini, se quedaron sin la cancha y nos vinieron a pedir un lugar. Por suerte la municipalidad nos dio una mano con el emparejamiento y la limpieza del predio”, afirmó Zacarías.

En ese sentido, Zacarías explicó que “el club creció con pasos muy grandes en el último tiempo. Tenemos una tribuna, que va a ser una platea para 150 personas. Abajo de esa tribuna, vamos a hacer un gimnasio”.

El aumento de las tarifas había puesto en problemas a Liniers, ya que deben pagar cerca de $26 mil entre luz y agua, y debieron entrar a un plan de financiamiento de AySA junto a la colocación de un medidor.

El próximo objetivo del club es que “el softball se popularice entre los chicos del barrio, que a  muchos no les interesa al fútbol y pueden ver a este deporte como una oportunidad”. El softball puede tener un empujón en nuestro país al calor de la alta inmigración venezolana, ya que es muy popular en ese país.

El equipo de fútbol milita en la Primera D, pero desde el club subrayan que “tenemos un equipo para estar tranquilamente en la Primera C”. El torneo arranca en las próximas semanas y, por tal motivo, expresan que “la cancha principal ya se está poniendo verde y se va a poner muy linda”.

Sorteando los diferentes problemas económicos que atraviesa la situación nacional, Liniers se prepara para sumar disciplinas y dar saltos deportivos. Ahora preparan una gran fiesta para el próximo 31 de agosto para celebrar sus largos 88 años.