Un grupo de vecinos de la localidad de La Tablada reclaman por la limpieza de un basural a cielo abierto ubicado en Cerrito, entre Chiclana y Godoy Cruz, donde se puede encontrar desde chatarra hasta animales muertos.

Además, se presentó un proyecto para la puesta en valor de ese lugar a través de la creación de un circuito saludable y un estacionamiento para autos con el fin de aliviar el tránsito pesado del barrio ya que es una zona fabril.

La presentación del proyecto quedó a cargo del concejal Daniel Novoa, quien aclaró que “es algo que está ocurriendo en muchos lugares de La Matanza. Hay que encontrarle una solución definitiva al tema”.

“Un problema que hay es que cuando se erradican los basurales chicos, pasan a uno más grande. Es decir, erradican los chiquitos pero se corren a otro lugar”, agregó el edil massista.

Por otra parte, el lugar en cuestión también es considerado un foco de infección porque se divisan un gran números de ratas y basura a escasos metros del Instituto María Montessori, donde concurren muchos chicos.