La audiencia pública por las tarifas estuvo custodiada por un fuerte operativo policial (Foto: Ámbito Financiero)

Bajo un fuerte operativo policial en el gimnasio cubierto del Estadio José María Minella de Mar del Plata, se llevó a cabo la primera audiencia pública para debatir la tarifa de la electricidad en las empresas que prestan servicio en el interior de la provincia.

Convocada por el gobierno bonaerense, hubo una fuerte presencia policial y los usuarios que participaron denunciaron trabas para acreditarse en la audiencia.  Roberto Daoud, e la entidad Defensa de Usuarios y Consumidores, indicó al matutino porteño Página/12 que “fuimos a una audiencia para debatir algo que ya estaba decidido. Frente a esa situación muchos dirigentes de asociaciones de consumidores decidieron no participar”.

 

En las afueras del estadio se llevó a cabo una manifestación convocada por la CTA y la CGT, a la que se sumaron organizaciones sociales y vecinos, que calificaron la audiencia como “ilegal e ilegítima”.

La reunión comenzó a las 10, con la defensa del aumento por parte de las distribuidoras y las cooperativas de electricidad. Claudio Bulacio, gerente de la Asociación de Empresas Distribuidoras de Energía Eléctrica (Adera), argumentó que el precio de la energía debe ser trasladado a la tarifa y que “no se necesita una audiencia pública como esta”. En línea con el argumento de las dos pizzas del ministro de economía, Adolfo Prat-Gay, explicó que los aumentos no son nada “si lo comparan con que un kilo de pan que cuesta $30, un diario, que vale $20, un paquete de cigarrillos, $27, el servicio de cable, $20 por día, y no hablemos si lo tenemos que comparar con un kilo de asado”.

 

 

 

A su turno, el diputado provincial por el FpV, Marcelo Torres manifestó que el argumento del Gobierno para el tarifazo no está fundamentado ya que “no hay papeles, no hay prueba, no hay informes” y  adelantó que pedira la nulidad de la audiencia ya que “la o las audiencias hay que hacerlas antes de aumentar las tarifas”.

El intendente kirchnerista de Ensenada, Mario Secco, dijo que su presencia en Mar del Plata era para “expresar el descontento de la gente que no puede pagar los altos costos de los servicios” y aseguró que el encuentro “carece de seriedad” y cuestionó que “no se esté discutiendo la tarifa” sino algo ya preestablecido.

 

La audiencia pública -de carácter no vinculante- fue convocada por el el gobierno de la provincia de Buenos Aires para informar sobre los fundamentos técnicos, financieros y jurídicos del nuevo cuatro tarifario de las distribuidoras Edelap S.A, EDEN S.A, EDES S.A. y EDEA S.A.

Por la tarde, antes que termine la audiencia, la Justicia platense revocó la suspensión del tarifazo a la luz para los usuarios bonaerenses que no están con Edenor o Edesur, haciendo que el encuentro pierda todo sentido. Sin que termine de debatirse, el ajuste tarifario ya estaba nuevamente operativo.