Foto: Twitter (Lourdes Montero).

Trabajadores del Hospital Posadas realizan una jornada de paro de 24 horas, un abrazo simbólico en la puerta del hospital y anunciaron un corte en Acceso Oeste en reclamo por los 122 despidos ocurrido el 15 de enero pasado. En los accesos a la autopista, decenas de móviles de la Gendarmería Nacional aguardan bloquean el paso para impedir el avance de los manifestantes.

La medida de fuerza de los trabajadores fue convocada por la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa) y por la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (CICOP), con el apoyo de organizaciones sociales y políticas como diferentes agrupaciones de izquierda.

Los trabajadores reclaman la incorporación de los despedidos, entre ellos enfermeros y técnicos con una larga trayectoria en el nosocomio. Según la denuncia de los trabajadores, tras los despidos varias áreas del hospital quedaron desarticuladas, incluidas áreas de internación pediátrica y de tratamiento contra el cáncer.