Durante la última sesión de la cámara de diputados de la Provincia, el legislador matancero por Unidad Ciudadana Facundo Tignanelli, reclamó al oficialismo la continuidad de la Ley que protege a sobrevivientes de la tragedia de Cromañón, que vence en diciembre de este año.

“Los sobrevivientes y familiares están teniendo muchas dificultades para extender el período de la ley”, dijo, y agregó que  “me contaron que (el actual Ministro de Seguridad de la provincia) Cristian Ritondo, cuando estaba en la Legislatura, trabajó para que esta ley salga; el propio diputado Matías Ranzini (Cambiemos) también ayudó en ese momento” señaló el legislador.

“Teniendo en cuenta que la fuerza política que gobierna la Provincia de Buenos Aires es la misma que gobierna la Ciudad, les pedimos que hagan todos los esfuerzos para acompañar a los sobrevivientes y familiares para que puedan renovar la ley”, dijo.

El reclamo de Tignanelli a Cambiemos estuvo motivado en que en diciembre pierde vigencia una norma que garantiza a los sobrevivientes contención psicológica por parte del Estado. El impacto de la tragedia en la vida de las víctimas no tiene un momento específico de superación.

En 2013 la legislatura porteña sancionó la Ley 4786, que hace referencia a la reparación integral de las víctimas de sobrevivientes y familiares, entendida como el restablecimiento de las condiciones psicológicas, físicas, sociales, educacionales y laborales. Pero esta protección por un plazo de 5 años desde la sanción, no fueron reglamentados sino hasta 2015 a partir del suicidio de Martín Cisneros, sobreviviente de la tragedia.

Cromañón nos pasó a todos

El legislador provincial y militante de La Cámpora también pidió que se declare de interés legislativo el festival que organiza la Coordinadora Memoria y Justicia por Cromañón al que han bautizado “Cromañón nos pasó a Todos”, que se lleva a cabo el 30 de diciembre, aniversario de la tragedia, en la plaza de Tapiales.

Durante 10 años distintas organizaciones de sobrevivientes organizaron festivales en puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (Costanera Sur, Obelisco, Plaza de los Dos Congresos, Plaza Miserere). Pero a partir del 2016, el gobierno de la Ciudad decidió unilateralmente dejar de otorgar los permisos necesarios para realizar actividades conmemorativas.

Por medio de una carta, desde la asociación señalaron que desde el festival apuestan “al arte, a la solidaridad y a la madurez de nuestro propio proceso y nuestro propio duelo, para intentar resignificar Cromañón”. Y se lamentaron que “no saben lo feo y lo denigrante que resulta después de casi 14 años tener que seguir mendigando lograr tener acceso a la salud, al trabajo y a la educación”.