Tomaron una escuela en Virrey del Pino por falta de obras

Se trata de la Escuela n° 88 a la que asisten más de dos mil estudiantes de primaria y que tiene graves problemas edilicios. Fue ocupada esta mañana por los padres de los alumnos: "Queremos un lugar digno para los chicos", reclaman.

3341

A tan sólo cinco días del inicio de clases, la comunidad educativa de la Escuela n° 88 decidió ocupar las instalaciones de la institución hasta que se les brinde una solución a las problemáticas edilicias. “Vamos a hacer una permanencia pacifica en la escuela hasta que el traiga las aulas nuevas para los chicos”, explicó a MD Yamila, una de las madres que participa de la protesta.

Según explicó la madre, que envía a dos de sus hijos a la institución, las problemáticas son múltiples, como la falta de docentes y de mobiliario. Pero el pedido principal es por las condiciones edilicias: “Las rejillas se tapan, cuando llueve el agua sale para arriba y los chicos estudian con los pies llenos de agua. El comedor es una desastre, los tubos están sin enrrejado. El año pasado se le cayó uno e los tubos a una auxiliar que le cortó la cara. Los baños se tapan”, relató.

Ubicada entre las calles Jose María Cortina y San Ignacio, la Escuela Primaria nº 88 “Juan Vucetich” es la única que hay en la zona y tiene una sobre población de estudiantes, con una matrícula que supera los dos mil alumnos. Desde hace años que está en proyecto la construcción de una nueva escuela ubicada en el barrio Roberto Arlt para poder aliviar el funcionamiento de la institución, pero las obras están paradas.

“Hace 3 años esta parada la construcción. Fuimos avanzando con el ministro (de Educación bonaerense) Sanchez Zinny en armar un plan de obras que firmamos el 18 de enero”, explicó a este medio el presidente del Consejo Escolar, Alejandro Schvartzman, quién visitó esta mañana la institución y mantuvo un encuentro con los directivos y padres de los alumnos, intentando buscar una solución al reclamo, pero sin éxito.

Las obras nunca empezaron y el reclamo se hizo sentir con la convocatoria de los padres a tomar la institución. En respuesta al conflicto planteado, desde el Consejo Escolar se comprometieron a llevar a cabo una serie de obras edilicias inmediatas.

“He dado la indicación por excepción de contratar a la empresa, con una contratación directa para hacer las obras que empiezan el día de mañana”, aseguró el presidente del Consejo Escolar, indicando que se realizarán con fondos municipales y que constarán “de la reparación completa de los cielo rasos, la reparación total de todos los baños, toda la instalación eléctrica y la construcción de una nueva aula”.

Sin embargo los padres siguen firmes con la medida de protesta, teniendo en cuenta otras promesas incumplidas. Como refuerzo se pidió a La Plata el envío de aulas modulares para aliviar transitoriamente la crisis edilicia de la escuela.

Según los padres, el reclamo ya estaba hecho pero nunca pidieron las aulas. Schvartzman aseguró que “las aulas modulares nunca fueron pedidas”, pero admitió que la directora había elevado le aviso “a su autoridad pedagógica”, sin mediar el vínculo con el Consejo Escolar.