El secretario general del Sindicato de Empleados de la ex Caja de Subsidios Familiares para el Personal de la Industria (SECASFPI), Carlos Ortega, se refirió a la situación de crisis por la pandemia Covid-19 y pidió por un “diálogo fundacional y patriótico que corra la lógica que no nos deja despegar”. Además, insistió en la necesidad de continuar con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) luego de la cuarentena y cuestionó el teletrabajo sin regulación.

“La crisis es tal que no se sale simplemente con otro acuerdo de precios. Acá se necesita un diálogo fundacional, patriótico, que nos corra definitivamente de la lógica que nos trajo hasta acá y no nos deja despegar”, señaló Ortega, y agregó “se trata de que todos pongamos en primer lugar el interés nacional asumiendo las cargas proporcionalmente ante la conmoción mundial que atravesamos”.

En ese sentido, el dirigente sindical se refirió a la continuidad del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) “las organizaciones gremiales apoyamos que el IFE siga al margen de las fases de la cuarentena” y agregó “sabemos que es un tema que se sigue de cerca en el gobierno, lo que está en estudio es la variable económica para poder solventarlo de acá en adelante”.

“Desde el gremio, la primera medida que tomamos fue dar un bono de $3000 para nuestros afiliados. También trabajamos territorialmente con las UDAI ante el pedido de muchos Curas Villeros para que puedan tramitar no solo IFE sino de realizar cualquier tipo de trámite” destacó Ortega sobre la actividad del gremio durante la pandemia Covid-19.

Por otra parte, y consultado sobre la realidad del teletrabajo en el organismo previsional, Ortega indicó que “cuando lo quisieron imponer en ANSES fuí crítico no porque creía que podía eliminar el trabajo común sino porque creíamos que debía ajustarse solo a la pandemia” y recordó “la ANSES es un organismo territorial donde el contacto con el ciudadano tiene que ser constante”.

Además, el gremialista expresó que “aceptarlo sin ningún condicionante es una locura, porque no tenemos la seguridad jurídica e informática necesaria. En definitiva, se está manejando dinero de los ciudadanos” y afirmó “desde nuestra organización gremial consideramos que el teletrabajo lo que hace es romper un sistema solidario de los trabajadores. Si aceptamos eso, vamos a sufrir las consecuencias de la explotación y el individualismo”.

Por último, Ortega exigió que “como trabajadores, también tenemos que hacer los deberes y hacernos cargo de la parte que nos toca. Ese diálogo, un verdadero pacto social, implica la necesaria unidad y sin exclusiones del movimiento sindical, para que nadie pueda poner en duda su representatividad en los difíciles momentos que se avecinan”.